Más respetar a tu hermano y menos golpes de pecho; querer ser mejor cristiano y andar siempre por derecho...


Perfil

Queremos contar contigo. Si tienes algo que decir escríbenos a GentedePaz1940@gmail.com

Nuestra Página de Facebook

domingo, 20 de abril de 2014

Secciones Recomendadas


GentedePaz1940 en Twitter


Buscar en este Blog




WWW Gente de Paz 1940




Domingo de Resurrección: El anuncio de la primavera


Todo tiene un principio y un final prometido. El camino, a veces, avanza lento en mitad de noches frías y lánguidas; a veces, rápido cuando los acontecimientos precipitan el último capítulo de la Pasión.

Durante una semana la ciudad ha sido más parecida a sí misma. Imágenes, cortejos y devociones antiguas y emergentes han surcado sus arterias vivas para dar cuenta de lo que fue, lo que es y lo que puede ser. La primavera ha nacido bajo nuestros pies y, justo cuando alcanza su plenitud, parece querer abandonarnos. Sin embargo, seguirá ahí aunque nos empeñemos en recordarla con nostalgia, antes de que el tiempo se beba a trago corto su recuerdo. Los ecos de su redoble permanecerán en el horizonte. La vida que ha brotado fortalecerá cada mañana su intención. Sobre las páginas se escribirá un capítulo más. 2014 aparecerá en las etiquetas de cada hermandad para ser recordada en las redes que guardan mejor que nosotros nuestra propia memoria.

Y, así, cuando los días que arriban a esta orilla del Guadalquivir nos alcanzan estamos aún a Domingo y su palabra, su buena nueva se proclama como un viento imparable que va más allá de Judea. Por las esquinas y avenidas su anuncio llega al mundo en forma de cofradía de verdad conseguida. Solo una palabra: Resucitó.

Candelabro de cola: Se acabó, punto... y seguido


¡Jesús ha resucitado! Se anuncia a toda la ciudad desde Santa Marina con un repique alegre de campanas. Gloriosa Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo que da sentido a la fiesta vivida en la ciudad los siete días precedentes. Se cierra el círculo y todo parece cobrar nueva vida. Quedémonos con el sacrificio de Dios hecho carne que da la vida por nosotros. Por aquél que ha vencido al pecado en la Cruz y a la muerte en la jornada de hoy. Reflexionemos y meditemos sobre el ejemplo dado por el Salvador y apliquémoslo a nuestro día a día.

Quedan en nuestra retina miles de imágenes que solamente volverán a repetirse, si Dios quiere, dentro de un año. Nazarenos en las calles, cera ardiendo, alegres niños vestidos de monaguillos, brillantes canastillas doradas, bordados exquisitos, días de calor despreocupados de la evolución del frente que tal vez, quién sabe, entre en unas horas por Huelva y… Dios sabe si llegará a Écija y después a la ciudad de la Mezquita. Todo ello volverá. Pero será dentro de un año.

Calvario de Iris: Resurrección


La Resurrección de Cristo, para el creyente, quizá, la muestra más evidente del mensaje del Reino de los Cielos. La luz que habita nuestro ser, la que avivamos o silenciamos, la que el cuerpo en su expiración entrega al firmamento. 

Aun conociendo las debilidades del ser, Jesús, predicaba al hombre de igual a igual, buscando en nuestro interior, la bondad de una vida en hermandad y sin discriminaciones. ¿Si el nacimiento y la muerte nos hace iguales, por qué hacer una vida de opresión sistemática, sembrando espinas en nuestros caminos de vida?.  Mal juicio espera, al pastor que sin luz guía al rebaño. No se debe entender la resurrección del espíritu, cual  cuerpo sin propósito de enmienda, por mucho que confiese su blancura el sepulcro, Dios contempla nuestro interior. Palabras del ungido que incluso florecen en la tierra más yerma, iluminar el  alma con el reflejo de nuestros actos.

Lucena: La Bajada de la Virgen de Araceli abre el programa de las Fiestas Aracelitanas


La Romería de Bajada de Nuestra Señora de Araceli desde el Santuario de Aras abre hoy el programa de las Fiestas Aracelitanas, en Lucena (Córdoba). La salida de la imagen del Santuario tendrá lugar a las 15,00 horas y está prevista a las 19,00 horas su llegada a la Puerta de la Mina, donde tendrá lugar la recepción oficial por parte de la Corporación Municipal y el relevo de la Aracelitana Mayor y la Corte de Honor, según informa el Ayuntamiento de Lucena.

Declaradas de Interés Turístico Nacional, las Fiestas Aracelitanas alcanzarán sus días grandes entre el 2 y el 5 de mayo próximos con actos como el Pregón de las Glorias de María, la multitudinaria Ofrenda de Flores, o la procesión de la patrona de la ciudad bajo un manto de pétalos de flores y fuegos artificiales. La Virgen permanecerá en Lucena hasta el 1 de junio, jornada en la que se celebrará la Romería de Subida hasta el Santuario de Aras.

Sevilla: Sábado Santo con sabor a despedida


No hubo dudas a la hora de echarse a la calle. Un ligero riesgo de precipitaciones del 30% hasta las tres de la tarde no fue obstáculo para que las cofradías más tempraneras del día se echaran a la calle y Sevilla pudiera disfrutar en plenitud de un gozoso Sábado Santo, a veces ventoso y nublado, con sabor a despedida.

Desde 2010 el telón del Sábado Santo se descorre en el barrio del Plantinar. Los dos pasos del Sol se levantan aún en el interior de la capilla anexa a la parroquia de San Diego de Alcalá en honor de los donantes de órganos y por todas aquellas personas que esperan un trasplante. Álvaro y Verónica, dos jóvenes trasplantados, tocan el martillo. Llama la atención que la singular Cruz de Guía de la sierpe enroscada, titular de la corporación, sea portada por un acólito y no por un nazareno. Al igual que en la primera estación de penitencia de los cofrades del Sol, el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, preside el palquillo de la Campana a la llegada de estos nazarenos de verde ruán a la Carrera Oficial. A la hora de solicitar la venia, el diputado mayor de gobierno de la cofradía, enterado del cólico nefrítico que sufrió durante la Madrugá el presidente del Consejo, Carlos Bourrellier, le desea un pronto restablecimiento y “que la piedra del riñón la eches”. Camaradería bajo el antifaz.

Jerez: De los 600 euros al simple 'regalito'


Igual que otros aspectos de la sociedad, la saeta también padece estos días las consecuencias de la crisis.  En los últimos años hemos comprobado un descenso significativo en cuanto al número de ellas durante la festividad de la Semana Santa, descenso motivado en parte por la falta de presupuesto con el que las hermandades afrontan estos días, y por qué no decirlo, la falta de devoción de las nuevas generaciones de artistas.

La crisis ha eliminado también a aquellos ‘mecenas’ que pagaban suculentas cantidades por tener en su balcón a algún cantaor de relumbrón, una imagen que con el paso de los años ha pasado a mejor vida. Contaba Canalejas de Jerez, Saetero Mayor de la Semana Santa por la Cátedra, en una entrevista hace unos años que por aquel entonces  “Nos juntábamos seis o siete en un balcón. El primero lo tenía fácil. Le paraban el paso a lo justo. El segundo, con suerte, conseguía acabar antes de que lo levantaran, pero los demás lo tenían difícil. Yo he terminado una saeta cuando el paso iba por Los Cisnes, y la comencé en el Casino. Había varios que, para justificarse, le cantaban a la siguiente imagen. Lo peor es que encima no cobrabas. Y muchas veces tenías que dar cuarenta vueltas en las bodegas para poder ver el dinero”.

Granada: El día que Granada besa al Albaicín


Dice el refrán que tres jueves tiene el año que relucen más que el sol. Ayer era uno de ellos, y el sol cumplió a la perfección la orden dada. Una soleada jornada, de altas temperaturas, que invitaron a los granadinos y visitantes a salir a la calle a acompañar a las cinco cofradías que hacían estación de penitencia, y muy especialmente a dirigir sus pasos al barrio del Albaicín, el gran protagonista en esta jornada.

La primera cofradía que se ponía en la calle era la de Los Salesianos, que a las cinco y media de la tarde plantaban su cruz de guía en el Zaidín. A partir de ese momento, se fueron desarrollando las salidas del resto de cortejos. Aurora y Estrella lo hacía casi simultáneamente, y La Concha un poco más tarde. A las doce en punto, como cada año, era la cruz de guía del Silencio la que marcaba el momento de mayor recogimiento de una jornada que terminaba bien entrada la madrugada con el regreso de las cofradías a sus distintos templos. En definitiva, una completa jornada en la que la ciudad besó a su barrio universal del Albaicín en el rostro de sus dolorosas y Cristos más queridos.

Huelva: Cofradías que relucen más que el sol


El de ayer fue un Jueves Santo de sol, playa, mantilla y procesiones. El buen tiempo dio opción este año a todo. La jornada festiva que amaneció tras la desbordante petalada a María Santísima de la Victoria en su recogida en el Miércoles Santo dio paso a una mañana espléndida que hubo quienes la aprovecharon para las playas y en lo cofrade para la visita a los templos desde donde salen las procesiones de la tarde y la Madrugada. Una jornada completa en la que ya se vieron algunas jóvenes vestidas con mantilla algo que todavía es para referencia cuando es una tradición que tímidamente se va recuperando en la jornada en la que se inicia el triduo pascual. Un día en el que como dice el refrán relució más que el sol.

Hay cosas que no faltan en estas mañanas de Jueves Santo y es encontrarse la rampa de acceso a la iglesia conventual de las Madres Agustinas con algún paño fondado. Este año, al parecer, una furgoneta de reparto es la que lo ha roto. El Consejo volvió a ofrecer otro tablero, parece que van a tener que contar siempre con uno de reserva para estos reiterados inconvenientes. En la iglesia de Santa María de Gracia es donde se puede ver uno de los más hermosos monumentos para la reserva del Jueves Santo, que realizan las madres Agustinas.

Málaga: Tocando el cielo con la punta de los dedos


Hay momentos en los que tan sólo con estirar el brazo se puede tocar el cielo. Y el Jueves Santo malagueño está repleto de ellos. Es el día elegido para disfrutar de grandes tronos, de desfiles militares (la Legión, por excelencia, es aclamada por la multitud), de hermandades tan antiguas como la de Viñeros, de cofradías con tanto reclamo como la Esperanza. Es la noche mágica del romero bendecido, de la rosa apuñalada en el pecho de la Zamarrilla, de la última Cena, de la solemne Santa Cruz y del Chiquito paseando por sus calles percheleras.

Pero también es la jornada más concurrida y, por ende, la más alborotada y festiva. Los bares, las cafeterías, las terrazas, los balcones con vistas, hay gente para llenar cada hueco sin remisión. Y ayer no quiso nadie quedarse fuera del espectáculo que brindaba la noche. Como el resto de la semana, el buen tiempo motivó aún más la presencia de público en las aceras, en las sillas y tribunas. Aún era Jueves Santo, aún quedaban unas horas antes de cambiar el rictus, todavía no había lugar para abrazar la mayor de las tristezas. El fervor aún se permitía lanzar vítores a sus imágenes.

Jerez: Esplendor a treinta grados


Tal y como señala el dicho, el Jueves Santo relumbró más que el sol. Desde primera hora de la mañana el sol comenzó a apoderarse de todo. Ha sido por el momento el único día santo que amaneció con el sol en todo lo alto, sin esas denominadas nubes de evolución que tan sólo desaparecen cuando la temperatura sube lo suficiente. Día del Amor Fraterno, los sagrarios fueron visitados por los fieles más devotos, conscientes de que en unas horas quedarían sin alma, muertos.

Ya desde primerísima hora se palpó en las calles ese ambiente de día grande. La Carrera Oficial -y las calles por donde procesionarían en unas horas las hermandades- era un sinparar de camiones de riego, de barrenderos dejando impolutos los tramos.

Entre extramuros y el Cádiz con más historia


A las seis y veinte de la tarde de ayer, con un espléndido clima haciendo bueno aquello de los tres jueves del año que relucen más que el sol, la Pasión de extramuros traspasaba el umbral del Cádiz moderno al Cádiz antiguo. A esa hora cruzaba las Puertas de Tierra el paso de misterio de la Oración en el Huerto a los sones de Himno de San Antonio. Los cofrades beduinos venían acompañados desde San Severiano por muchos vecinos para hacer la estación de penitencia en la Catedral. De nuevo, una paradójica estampa: el anacronismo de una cofradía en la calle rodeada de semáforos y coches. Poco faltaba para que la hermandad se introdujera en las calles de la Trimilenaria.

Poco antes, el paso con el Señor había salido de su capilla dedicándole la cuadrilla la primera levantá a un compañero ausente, ‘El Chepa’. Detrás, la impresionante interpretación de la banda de Los Polillas, todo un lujo para nuestra Semana Mayor. Un quejío al cielo sucedió a Resucitó en los primeros andares del misterio por San Severiano, estrenándose en las órdenes de este paso Paco Álvarez.

El buen tiempo engalana el intenso final de la Pasión


Día de Nazarenos y de Soledades, el fervor popular vivió ayer su cenit en la provincia en una jornada engalanada por un buen tiempo como no se había disfrutado en los últimos años. Las tradiciones se perpetuaron en bendiciones, desfiles de romanos, mujeres de mantilla y multitud de detalles que hacen peculiar el día central de la Pasión de Cristo en cada municipio.

Lucena

Decir Viernes Santo en Lucena es hablar de Jesús Nazareno, imagen que concita la devoción de todo un pueblo que le demuestra su cariño al grito de "viva Nuestro Padre" allá por donde discurre su larguísimo itinerario. Minutos antes de las seis de la mañana se producía la llamada a cargo de la Hermandad de Tambores de Lucena, lo que puso sonido a los ríos de personas que encaminaron sus pasos a la Capilla de Jesús para disfrutar de la salida del Señor. La oscuridad solo fue rota por el destello de los flashes fotográficos que intentaban recoger el momento. Tras él cuatro pasos más realizaron estación de penitencia: la Verónica, María Magdalena, San Juan Evangelista y el palio del Socorro. Ya en la Plaza Nueva se dispusieron en paralelo para asistir a una de las tres bendiciones que realiza Jesús Nazareno. La particularidad de esta Archicofradía es que también realiza estación de penitencia por la tarde, si bien el recorrido se reduce.